hostos-portada-squew

Mi mas reciente publicación!

Obtenga la aquí

Por: José Miguel Rodríguez Matos, Ph.D.

Proposiciones de la pedagogía de Freire Debo aclarar que mi reflexión parte de mi experiencia como profesor del Departamento de Estudios Graduados (DEG) de la Facultad de Educación de la Universidad de Puerto Rico y su misión educativa en el contexto puertorriqueño. Voy a utilizar la construcción y la estructura misma de la pregunta que planteo, como bosquejo y guía de mi narrativa. Mediante una metodología dialéctica-freiriana voy a descomponer la pregunta en sus partes para buscar el significado de cada una de éstas, en su relación con la pregunta como un todo. Sustentaré mi análisis con propsiciones del pensamiento de Freire.

Nos resta profundizar en estas reflexiones que he compartido con ustedes, buscar su pertinencia, si alguna, con la realidad educativa y socia-histórica de nuestros respectivos escenarios nacionales y emprender las transformaciones que entendamos necesarias. en ese peregrinaje debemos ser, nos aconseja Freire, “pacientemente impacientes e impacientemente pacientes”, esperando que rinda fruto. Esa dialéctica entre la paciencia y la impaciencia, mientras esperamos nuestra paideia, la dibuja Freire en su poema magistral, mientras esperaba por la suya, que él llamó "Canción Obvia", traducido del portugués por Jacinto Ordóñez y Francisco Gutiérrez, y que lee así;

"Escogí la sombra de un árbol para meditaren lo mucho que podía hacer mientras te esperaba.Quien espera en la pura espera
vive un tiempo de espera cualquiera.Por eso, mientras te espero
trabajaré los campos y dialogaré con los hombres, mujeres y niños.
Mis manos quedarán callosas,
mis pies aprenderán los misterios de los caminos,
mi cuerpo por el sol será quemado,
mis ojos verán lo que nunca habían visto,
mis oídos oirán ruidos antes desapercibidos
en la difusa sonoridad de cada día.Desconfiaré de aquéllos que vengan a decirme
a la sombra de aquel árbol, precavidos,
que es peligroso esperar en la forma en que yo espero,
que es peligroso caminar,
que es peligroso hablar...
porque ellos rechazan la alegría de tu llegada.Desconfiaré de aquéllos que vengan a decirme
a la sombra de aquel árbol, que tú ya llegaste,
porque éstos que te anuncian ingenuamente,
antes te habían anunciado.Esperaré por tí como el jardinero
que prepara el jardín para la rosa
que se abrirá en primavera.

¡Grazie mille!