EugenioHostosUniversidad de Puerto Rico: Rio Piedras
Facultad de Educación
Departamento de Estudios Graduados
Programa de Liderazgo en Organizaociones Educativas
Educ 669: Ideas Pedagógicas de Eugenio María de Hostos

Por Raimar Martínez Morales
Profesor José Miguel Rodríguez Matos

Octubre del 2013

La Educación en el Ideario de Hostos por José Miguel Rodríguez Matos es un libro que detalla la gran obra educativa de Eugenio María de Hostos. ¿Quién fue esta persona conocida como el Maestro de las Américas? Rodríguez Matos lo describe mejor:

"Utopista nato, soñador visionario, pensador reflexivo, intelectual crítico, espíritu inquieto, hacedor tenaz, reformista educativo radical, humanitario generoso, escritor agudo, modelo vivo, inspirador universal, balance irreprensible entre el pensamiento meditado y la acción intencionada. En síntesis: Fue un hombre de acción urgido por su visión de transformar la sociedad americana de su tiempo."

Hostos nació para el tiempo en que Puerto Rico era colonia de España. Estudio en Puerto Rico y luego en Madrid, España. Mientras estudiaba comenzó a nacer su ideario. A solo sus 24 años de edad publicó su primera novela, La Peregrinación de Bayoán, en el 1863. Con esta novela, Ernesto Álvarez comenta que Hostos buscaba abrir conciencia y de presentarles a los españoles un cuadro de la condición española. Hostos quiso ilustrarles a los españoles las condiciones al cual ellos tenían a las Antillas y a la gente que vivían en esos lugares. El resultado fue que los españoles suprimieron el libro.

Pasaron cinco años luego de la publicación de su libro, y en el 1868 varios líderes, incluyendo a Hostos, se reunieron para pedirle a España que le brindara a Puerto Rico y a las Antillas la libertad y los derechos que ellos reclamaban. Hostos buscaba un modelo político que reconociera que los problemas de las Antillas no eran los mismos que los problemas de España. En las Antillas había mucha opresión por el gobierno imperial, mucha pobreza, mucha ignorancia, una población mayormente analfabeta y mucha inestabilidad política. Hostos no tardó en darse cuenta que ni su novela ni las reclamaciones por otros líderes de brindarle libertad a las Antillas serían escuchadas. Gracias a esta revelación, comenzó a pensar que las Antillas podían lograr dicha libertad si formaban la única revolución que nunca se había hecho en las Américas: la revolución educativa. Para Hostos, "era el momento de la acción decidida contra la ignorancia, la memoria, el enciclopedismo, la escolástica, la superstición y el analfabetismo. Era la ocasión para reformar y crear una estructura con el ideal de libertad." El tiempo de actuar había llegado.

Este papel de análisis crítico estará compuesto por cinco partes y re-interpretará la pedagogía de Hostos para el Puerto Rico del 2013 y del futuro. La primera parte hablará sobre la importancia de la pedagogía de Hostos. La segunda parte comentará sobre la razón, la moral y la ética. Los temas que Hostos escribió eran necesarios para ser hombre completo y patriotas. La tercera parte discutirá el tema de la educación como herramienta del desarrollo, algo que Hostos planteó una y otra vez. La cuarta parte será el tema de la liberación política, la cual Hostos pedía para países coloniales. Finalmente, la última parte será la conclusión.

Importancia de la pedagogía de Hostos

Hostos pensaba que la educación brindaría "posibilidades y espacio para la consecución, la vivencia y la posterior expansión del ideal de libertad, tan necesario para el desarrollo pleno de las Antillas y de las América." Para Hostos, la educación era completamente necesaria para crear una identidad del pueblo, para luchar por la libertad y para que los pueblos de las Antillas y de las Américas se desarrollaran. Este es el mismo énfasis que le da una sociedad democrática a la educación, que es la herramienta más importante para combatir la ignorancia, para salir de la pobreza, para crear hombres EugenioMariaDeHostoscompletos llenos de razón, de verdad, de moral, de justicia y de bien, y para crear estados de prosperidad, igualdad y democráticos. Para el tiempo de Hostos, los problemas eran la tiranía política, la superioridad del peninsular sobre el criollo, la vileza de una pseudo aristocracia que se doblegaba a todo con tal de mantener sus privilegios económicos, la esclavitud, la economía desfalleciente por imposiciones absurdas, el criollo atropellado, despreciado, hambreado, ni escuelas, ni libertad de opinión o religiosa, ni hospitales, ni industrias.

De que hay similitudes del tiempo de Hostos al Puerto Rico de hoy, sin duda se puede decir. Podemos hablar de que en Puerto Rico hay un sentido de superioridad del trabajador sobre el desempleado y el "cuponero", se puede notar una maldad del individuo rico y sus acciones para mantener sus privilegios económicos (se me viene a la mente los políticos que no querían dejar sus dietas, aun ganándose salarios de tres números), una esclavitud en el comercio (cuántos comercios importantes no tienen solamente una persona trabajando), y hasta una economía desfalleciente que tienen al criollo atropellado (todos los impuestos absurdos que existen). Pero para el tiempo de Hostos, los países ni la gente eran libres, la gente no estaba educada y no tenían acceso a la educación, los pensamientos eran tradicionales y excluían a la mujer, y la educación era para la gente rica y sobre temas que priorizaban la ideología del gobierno en cargo (para así ese gobierno quedarse a cargo del país). Y por eso Hostos pensó que educar la población era necesario, para que la gente se diera cuenta de la desigualdad y lucharan para la igualdad y por el bien de todos.

Ha pasado un siglo desde que Hostos escribió e implanto su ideario de la educación y por eso no se puede interpretar literalmente para el mundo en el que vivimos hoy. Por estas razones, hay que re-interpretar las ideas de Hostos para combatir los problemas de Puerto Rico. Como escribe Rodríguez Matos, la educación de Hostos fue "interventora, y también nos llama a hacer lo propio. La ignorancia demanda construcción de nuevos saberes; los saberes construyen conocimiento; el conocimiento crea conciencia; la conciencia nos hace libre" y concluye:

"Ahí está la obra majestuosa de Hostos, no como paradigma a copiar, no como dogma a obedecer, no como modelo a implantar, sino como inspiración, como legado crítico que, a partir de nuestra realidad presente, nos brinda un marco de referencia amplio para la concreción de nuestra utopía."

Re-interpretar la pedagogía de Hostos para nuestra realidad es una gigantesca tarea, una tarea sumamente difícil. ¿Qué pensaría Hostos de la educación de Puerto Rico en el 2013? ¿Qué pensaría Hostos del poco respeto a la vida humana que demuestran los puertorriqueños? Finalmente, ¿qué pensaría Hostos de la cultura de mantenimiento y la dependencia del puertorriqueño y de un Puerto Rico colonial, todavía no libre? Están son preguntas que, por supuesto, Hostos contestaría mejor, pero mientras re-interpretamos su pedagogía educativa podemos encontrar soluciones, y tal vez llegar hacia la luz al fin del túnel, la luz que Hostos buscaba para toda la gente y los países Latinoamericanos.

La razón, la ética, la moral, el hombre completo

Como hemos visto, Hostos priorizó la educación para que el país y el individuo pudieran lograr la liberación. Como dice Rodríguez Matos, para Hostos, educarse es un proceso de rupturas; es la liberación de la esclavitud que impone el no ser educado: la ignorancia, la dependencia, la desigualdad, la injusticia, el coloniaje, el fin, la barbarie. Para combatir estos problemas de ignorancia, de desigualdad e injusticia, la población debe educarse para crear razón, y como resultado, conciencia moral y conciencia cívica. Este es el concepto hostosiano de la educación- empoderar, crear un hombre completo, crear una identidad para el pueblo, una población que mire por su bien. La identidad del pueblo se puede lograr mediante la razón, porque la razón sana es:

Directora de todas las fuerzas físicas y morales del individuo, normalizadora de todas las fuerzas del asociado, creadora del ideal de cada existencia individual, de cada existencia nacional y del ideal supremo de la humanidad, se dirige a sí mismo hacia la verdad, dirige la afectividad hacia lo bello, bueno, dirige la voluntad al bien, regula por medio del derecho y del deber las relaciones de familia, de comunidad, de patria, forja el ideal del hombre completo, el ideal de la patria.

Hostos pensaba que la razón crearía la verdad, algo que nos protege del mal; la razón crearía la moral, un conjunto de normas; la razón crearía la justicia y el bien, y según Hostos, no somos personas completas hasta que amamos lo justo, lo bueno, la patria. La razón crea el hombre completo y el hombre completo respeta la existencia individual, la existencia nacional y la humanidad. ¿Hemos progresado o retrocedido en nuestras concepciones y prácticas de estos valores?

En Puerto Rico se habla de que se han perdido los valores, de que hay poco respeto por la vida humana, por los espacios públicos y por la naturaleza. Sólo hay que prender el televisor y mirar las noticias para llegar a esta realización. "Matan a hombre en plena luz del día en el expreso," "Tiroteo en negocio de tal pueblo deja a tres muerto y cinco heridos," "Las autoridades federales llevan a cabo un operativo de drogas y arrestan a 126 individuos," "Las playas amanecieron llenas de basura después del cuatro de Julio," "El manatí está en peligro de extinción por los botes y los jet skis y a la gente no le importa, siguen corriendo sus jet skis." Hay que buscar el problema fundamental, el porqué estas acciones humanas ocurren aun cuando sabemos que no son correctas.

Si el propósito de la escuela es crear la razón, la ética y la moral, ¿será que las escuelas están fracasando? Esa es una pregunta para la cuál no hay respuesta concreta porque son muchos los escenarios y factores. Hay mucho debate de que la educación comienza en la casa y que el problema de la falta de valores es resultado de hogares inestables y padres ineptos. Pero entonces, ¿qué se dice de esos hogares inestables donde hay muchachos que se superan y de los hogares estables donde hay muchachos que se pierden? La culpa no se le puede echar completa al hogar. El otro lado del debate dice que las escuelas no están cumpliendo con su trabajo. Es cierto que hay escuelas que fracasan en brindarles una educación de calidad a sus estudiantes, pero sí hay maestros creando un trabajo extraordinario en sus salones y como quiera hay estudiantes que se pierden en las calles, mientras otros se gradúan. Ahora, ¿es justo echarle la culpa a la escuela? Para mí, los factores más importantes son los sociales. Estos factores sociales juegan un papel importante en el comportamiento del individuo e incluyen el desempleo, la violencia, las drogas, los programas que se ven en el televisor, la actitud que se ve en la calle y las películas y juegos de matanza que los niños ven y juegan con frecuencia. Entonces, ¿cuál debe ser el papel de la escuela?

Hay una frase del gran pensador Martin Luther King, Jr. que dice que "la oscuridad no puede expulsar la oscuridad, solo la luz puede; que el odio no puede expulsar al odio, solo el amor puede". Enfocarnos en lo negativo le da a la sociedad el mensaje de que lo negativo es positivo. El gobernador de Puerto Rico, Alejando García Padilla, dijo "no se hagan parte del pesimismo. El pesimismo se vende caro, se vende bien, es adictivo y nos mata." En vez de hablar sobre matanzas, vamos a hablar sobre noticias positivas, sobre los boricuas destacándose en la isla y a nivel mundial. Vamos a crear actividades que nos brinden un sentido de orgullo de nuestra patria y nos saquen esos mensajes pesimistas de nuestras mentes. Para combatir esta crisis, Hostos exigiría a la educación no formal e informal a trabajar junta con la formal. Le pidiría a las agencias no gubernamentales, como las que ofrecen servicios sociales, a la gente de escasos recursos, que educaran sobre el bien a las personas a las cuales le brinda servicios. Le exigiría a las compañías de comercio en ayudar, asistir e crear campañas sobre el bien social, como las de no al bullying, la de cero balas al aire, la de no al suicidio. Le preguntaría a las organizaciones que dieran talleres a personas adultas y jóvenes de cómo comportarse en los trabajos y, como resultado, mejor comportamiento en la calle. Muchas de estas campañas ya existen en Puerto Rico. ¿Cuántas actividades sociales existen en cada pueblo que enfatizan la cultura y el sentido de la patria? Hay que recordar que las campañas sociales que tienen una carga enorme de responsabilidad (como crear un sentido de la patria, del bien o de la razón) no rinden frutos al próximo día, son procesos que pueden tardar años. Lo mismo fue el caso en la obra de Hostos; sus ideales no rindieron frutos en los países al próximo día, si no años después de implantar sus reformas. ¿Cuál sería el mecanismo para integrar todo ese esfuerzo de tan diversas fuentes?

La educación como desarrollo

Para seguir re-interpretando la pedagogía de Hostos hay que nombrar los problemas de Puerto Rico, y la lista es larga. Desde las drogas, la corrupción, la educación, la criminalidad, un estatus político que tiene a la isla en un estanque y una economía siete años en recesión- todas estas cosas afectan como la gente se comporta en la sociedad. En Puerto Rico hay talento, gente respetuosa, gente amable, gente que quiere trabajar y no vivir del gobierno o del dinero que deja las drogas, pero lo que no hay es trabajo. El que no haya trabajo ha provocado que muchos jóvenes dejen la escuela superior, simplemente porque piensan que no encontrarán un buen trabajo; ha provocado que esos mismos muchachos se pierdan en el mundo de las drogas, que nuestras calles se llenen de bichotes, que la gente ya no pueda salir con sus familias, de que siempre se tenga que estar velando los alrededores por miedo a que se forme un tiroteo. El que no haya trabajo ha provocado que gente como mi prima, que se graduó con su bachillerato en educación como maestra, esté trabajando en un Church's Chicken. El que no haya trabajo ha causado que más gente puertorriqueña viva en los Estados Unidos que en el propio Puerto Rico, sin importar cuánto anhelan estar en su isla. Finalmente, el que no haya trabajo ha llevado a gran parte de la gente a la dependencia, que vayan a las escuelas sólo para cobrar cupones y tener plan médico o se matriculen en las universidades sólo para cobrar las becas y, luego, darse de baja.

Pero, ¿a quién reclamarle el porqué no hay trabajo? El mundo se ha globalizado, las corporaciones ya no llegan a Puerto Rico. Ahora hay más competencia en el mundo. Los trabajos de tecnología se van a lugares como Irlanda, donde hay mucha gente inteligente porque su gobierno apostó a la educación, y porque hay incentivos económicos para operar una compañía allá. Los trabajos de manufactura se fueron a lugares donde pagan menos de lo que le tienen que pagar a un puertorriqueño. Y ahí está el problema. Puerto Rico creó una economía completamente dependiente de los Estados Unidos, y ése es uno de las complicaciones que produce el colonialismo, una dependencia del colonizado a quien lo coloniza. En Puerto Rico no se creó una economía propia que fuera dinámica, que genere sus productos. Lo que se construyó fue una economía de incentivos, de decirle a las compañías que llegaran a la isla porque iban a pagar menos impuestos que en los Estados Unidos. Después quitaron la Ley 936 y Puerto Rico perdió su competitividad; y luego empezaron otros países a ofrecer incentivos económicos. La economía de Puerto Rico se ha convertido en una de servicio, de "fast food" y de tiendas, en las que todo lo que consumimos tiene que llegar de afuera de la isla, de los Estados Unidos.

¿Qué haría Hostos? Comenta Juan Bosch:

"Día tras día, noche tras noche, (Hostos) fue levantando en su mente un Puerto Rico ideal, en el que la alegría, la salud, la abundancia, la felicidad eran patrimonio de todos los habitantes. Las leyes económicas, las leyes del progreso, los atisbos geniales en instrucción, los descubrimientos científicos en higiene, en ingeniería, en industria: no había un producto asombroso de la mente humana que no tuviera su aplicación inmediata en aquel Puerto Rico soñado."

Hostos usaría su ideario de la educación para reformar la educación de Puerto Rico. Puerto Rico invierte mucho dinero en la educación de su población. No sólo tiene uno de los porcentajes más altos de estudiantes en colegios y universidades, pero en términos del Producto Nacional Bruto (PNB), Puerto Rico tiene el porcentaje más alto de todos los países en la inversión de dinero en la educación. Puerto Rico invierte mucho dinero en la educación, tenemos una población altamente educada en las universidades, pero los problemas no se erradican. Por el contrario, la gente se convierte en profesionales y se largan por no encontrar trabajo. Esto no significa que el problema es la educación o el individuo, esto significa que hay un problema social. Lo que ocurre es que por tener una mente colonizada, estamos esperando que sigan llegando los trabajos desde los Estados Unidos en vez de pensar en cómo crear empleos propios.

Las universidades hoy día asumen el rol de preparar al individuo para la competencia, y eso es importante. Pero, ¿de qué vale tener una población educada, que puede competir y superar a otros países, si las compañías como quiera se irán a donde pagarán menos en impuestos y en salarios? Hostos comentó que la universidad debería atender al estado de las cosas del momento histórico con una visión del futuro, que la universidad se nutria de los propósitos individuales y no debería tener como fin otorgar grados y diplomas, sino la búsqueda del conocimiento humano. Es decir, si el momento histórico de Puerto Rico en el 2013 dice que estamos en una crisis económica por falta de empleos, la universidad debe pensar en cómo puede empoderar a sus estudiantes a abrir sus propias empresas, sus propias corporaciones, que llamen Puerto Rico su casa y que empleen a otros puertorriqueños. ¿Qué papel juega una mentalidad colonizada ante el desafío y la posibilidad de una iniciativa autoempresarial?

Hay varios proyectos en el senado de Puerto Rico con la intención de crear nuevas industrias y empresas. Uno de los proyecto se trata de Industrias Creativas, que busca ayudar a crear empresas que tengan el potencial de crear empleos o riquezas en los sectores del diseño, artes, medios cibernéticos, entre otros. El segundo proyecto y el de mayor importancia se trata del desarrollo integral de la juventud para la retención del talento que se fuga de la isla. Entre las medidas de este proyecto está "la ley fácil" para acelerar el proceso burocrático y simplificar la creación de empresas virtuales para jóvenes entre 18 y 35 años. Con este proyecto, la tasa de emigración se reduciría al apostar al empresarismo y la innovación. La universidad y esta ley pueden trabajar mano a mano. La universidad puede educar al estudiante todo sobre cómo crear, operar y abrir sus propias empresas, y la ley y el gobierno pueden facilitar la apertura de esas empresas. Si Hostos pensaba en leyes económicas e industrias que beneficiarían el progreso de Puerto Rico y su gente y en industrias que ayudaran el progreso de los países, éstas medidas claramente cumplen con ese ideal.

La universidad no puede ser lo único en reformarse. Los currículos de la escuela intermedia y superior son otras cosas que, sin duda, necesitan una transformación completa. En los últimos años, el mundo se ha movido a la alimentación soberana. Los países se han movido a invertir en su propia alimentación porque el costo de importar comida ha crecido. En Puerto Rico, Hostos hubiera pedido lo mismo. Las escuelas deben enseñar la importancia de la alimentación soberana para que el gobierno no tenga que gastar tanto dinero en importar comida. Si tenemos el terreno, hay que utilizarlo. Muchos dirán que el problema será que no habrá ninguna persona con una educación o bachillerato para trabajar en la agricultura. Típicamente, es la clase más humilde y menos educada la que hace esta tarea. Yo pienso que lo que ha pasado es que nuestro gobierno le ha quitado la importancia a la agricultura por culpa de querer atraer factorías de producción. Empezar a educar sobre la importancia de la agricultura hará posible que la gente esté dispuesta a trabajar en ese campo. Al fin, si no se encuentran esas personas para trabajar en la agricultura, podemos exigirles ese trabajo a personas que necesitan hacer trabajo comunitario por delitos, a los presos para sentencias más cortas y a beneficiaros del PAN como un requisito de esos servicios.

En este siglo están naciendo términos como ciudades inteligentes y energía verde, como iniciativas modernas para el desarrollo. Las ciudades inteligentes serían como el mencionado país de Irlanda. Irlanda se convirtió en un lugar importantísimo para la tecnología. Todas las corporaciones de tecnología, desde Facebook, Google y Microsoft, hacen ahí su casa. Esto hay que hacerlo en Puerto Rico. Para la fecha del 12 de septiembre del 2013, salió en el sitio de noticias NotiCel un artículo que mencionaba que Santurce tiene potencial de convertirse en una ciudad inteligente. Habla de que para dichas ciudades tiene que haber tecnología disponible y participación ciudadana, ya que hay que tener un mayor grado de sincronía con las tecnologías digitales. Santurce tiene una alta concentración de fibra óptica, y por eso es lugar ideal para dicha ciudad de tecnología. El plan es transformar el área comercial de Santurce en un modelo sustentable de nuevo desarrollo económico basado en tecnología que sirva de modelo para el mundo entero y que Santurce sea ciudad pionera para Puerto Rico. Hostos pensaría que si el mundo se ha mudado a la tecnología, como lo ha hecho, pues las escuelas y compañías deben moverse a educar a la población sobre la tecnología- como la tecnología digital, social y de películas para dar algunos ejemplos- así haya un "boom" de desarrollo por ese sector en Puerto Rico. Si tenemos el potencial humano y los recursos naturales para lograr ese puerto Rico soñado, ¿qué nos falta, como individuos y cómo pueblo, que no lo hacemos?

El otro término es energía verde. Las ciudades y países que se han enfocado en este sector han tenido un boom de desarrollo. El calentamiento global es alarmante. Para poder frenar esta realidad, los países y sus gobiernos han empezado a darle más importancia a la energía renovable. Simplemente, por los países generar energía solar y de viento han provocado que varias industrias nuevas lleguen a esas ciudades para usar esas fuentes de energía. Como se producen paneles de energía, países han podido exportar esos paneles a diferentes sitios y así crear dinero para su economía. Según Clean Edge, la energía verde ha sacado a varios países fuera de sus crisis económicas. Si en Puerto Rico hay una dependencia enorme al petróleo y hay comercios que han tenido que cerrar por el alto costo de energía, tenemos que apostar por la energía renovable para que así compitan con la AEE y bajen el precio. En Yabucoa ha comenzado a construirse un proyecto de energía solar y tiene a mucha gente emocionada porque Puerto Rico tendrá otra opción para brindar energía a costos más bajos. Pienso que Hostos hubiera reformado la educación para educar sobre la tecnología y así atraer las industrias de tecnología a Puerto Rico, y crear ciudades inteligentes. También hubiera educado sobre la industria de energía verde.

Pero hay un problema. El gobierno puede apostar a la educación del país de Puerto Rico, pero el puertorriqueño, ¿apostará a su futuro y al futuro de su país? Hablamos de una población colonizada por siglos y dependiente de programas sociales. El cambio tal vez se dará lento, pero educando a los niños desde pequeños sobre estas ideas de la educación y estas nuevas industrias podrán apuntar a un futuro económico mejor.

Libertad Política

¿Qué pensaría Hostos sobre un Puerto Rico todavía colonizado, donde hay libertad individual, pero no libertad de que la economía del país se globalice a un nivel internacional? Esa libertad individual a la que aludes, ¿cómo compara con la de hace una o dos décadas?, ¿es la misma?, ¿ha variado?; si ésta eultima, ¿cómo? Esta es una excelente pregunta para el Puerto Rico de hoy porque los problemas que Hostos quería erradicar en su tiempo, poquito a poquito fueron erradicados. ¿En qué medida esto es cierto o no? ¿Serán los mismos problemas con otros matices o problemas distintos a raeiz del nueo perfil de la sociedad? Por ejemplo, las mujeres tienes más derechos, trabajan, pueden votar. La escuela normal sirve como una institución de creación de razón, de moral, de ética. La educación se utiliza como herramienta para crear una conciencia de bien para la comunidad. No hay tanta pobreza y la mayor parte de la gente sabe leer y escribir. Los gobiernos son democráticos (¿Lo son?) y tienen, al menos en teoría, que velar por el bien de la gente. Para esos propósitos que Hostos buscó erradicar en su tiempo, no reformaría la educación, pero si pienso que él reformaría la educación con propósito de educar sobre los problemas que han surgidos en Puerto Rico por el estatus político. Entiendo la idea, pero pienso que hay redactarla mejor.

Cuando hablo de que en Puerto Rico hay libertad, me refiero a libertad individual. Podemos ir a la playa, ir al cine, podemos caminar por las calles, podemos inscribirnos en una liga de deportes, y tenemos el derecho de ejercer nuestro voto en elecciones políticas. ¿Y podemos navegar libremente por Internet sin que espíen nuestro acceso? ¿Y podemos denunciar los desmanes del gobierno y los corruptos sin temos al acoso? ¿Y podemos viajar a Cuba, Venezuela, Bolvia sin que nos detengan en aduana por horas para explicarle quee haceiaos? Pero lo que no tenemos es libertad política, no somos un país autónomo donde podríamos crear una economía más dinámica, más globalizada. No hay duda de que muchos países han progresado, han crecido porque han podido globalizar sus economías, pero Puerto Rico no es autónomo, no tiene la libertad de buscar comercio con otros países, aunque se diga lo contrario. Hace poco el gobierno puertorriqueño buscó fortalecer su agricultura, su economía y sus relaciones con la Republica Dominicana. Cuando llegó a un trato para importar semilla de arroz de ese país, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos dijo que no, que Puerto Rico tenía que comprarle la semilla de arroz a Texas y no a la Republica Dominicana.

Hace par de meses salió un reportaje en el cual una investigación concluyó que las leyes de cabotaje, esas que dicen que Puerto Rico tiene que usar la marina de los Estados Unidos para importar o exportar, iban a destruir el comercio puertorriqueño. Los puertos de Puerto Rico parecen desiertos porque cuesta más dinero usar la marina Americana que la de la Republica Dominicana o países cercanos. El gobierno de los Estados Unidos respondió que reconocía que Puerto Rico podría alcanzar niveles económicos mucho más altos y un comercio más dinámico usando otra marina, pero que no podían hacer nada porque la economía americana se beneficiaba que Puerto Rico usara su marina. El mensaje aquí es claro: la economía Americana primero, la puertorriqueña segunda (si acaso). Pienso que Hostos usaría su ideario de la educación para educar a los puertorriqueños que tienen que pedir más autonomía, que teniendo libertad política podrían re-inyectar la economía.

Conclusión

Rodríguez Matos concluye en su libro que Hostos no pretendió crear un fundamentalismo Hostosiano. Hostos no pretendía crear un pensamiento universal, donde mencionara que estos son los pasos que se tienen que seguir, pero de su pensamiento de utopía y razón nacieron ideas y posturas que han inspirado a muchas generaciones. Aquí en este ensayo, he re-interpretado la pedagogía de Hostos para el mundo en el que vivimos. Como Hostos reformaba la educación en diferentes países para combatir los problemas de esos países, aquí he re-interpretado la pedagogía de Hostos para reformar la educación y combatir los problemas de Puerto Rico. Hay que reformar el currículo para crear clases empresariales y individuos empresarios, gente que se gradué del colegio sabiendo cuáles son los problemas de Puerto Rico y cómo los van a combatir. Si las empresas de los Estados Unidos no van a llegar, hay que crear las nuestras, y facilitar y apoyar el proceso de crear esas empresas.

La falta de valores, en mi opinión, es resultado de la falta de empleos y una economía débil- a los factores sociales- y no de la escuela o la familia. Jack Kelly habla sobre este tema cuando comenta que ha notado una correlación- cuando el desempleo sube, también sube la frustración, la irritación y se pierde la decencia, el respeto. No es sorprendente que en el 2000, cuando el desempleo de Puerto Rico estuvo en un 9.7%, hubo 695 homicidios, y para el 2010, cuando el desempleo estuvo en 16%, hubo 962 muertes violentas, y años en que superó los mil homicidios. Sin duda, el desempleo juega un papel crítico en el comportamiento de la gente. El capitalismo enseña que tienes que comprar y comprar para ser feliz, y cuando los jóvenes se encuentran en situaciones que no pueden ganarse dinero limpio para comprar las cosas que quieren, se pierden. Por eso es que hay que apostar en nuestra gente, para crear una economía dinámica, con más empleos. Los proyectos sociales están: ¿cuánto festival y patronales no hay en Puerto Rico que celebran nuestra cultura, nuestra identidad? Hay festivales hasta para los jueyes, la pana y el pastelillo. Somos un país en el que a cada rato recibimos el gran honor de tener la gente más feliz del mundo, aún con todos los problemas y los apretamientos económicos que sentimos.

No cabe duda que un proyecto Hostosiano debe ocurrir en Puerto Rico, uno que reforme la educación para los problemas que enfrentamos. Debe llevarse a cabo en gran proporción, desde la casa, la escuela, la comunidad, la universidad, hasta el comerciante, el banco, y el gobierno. Al fin, debe de estar claro en su meta, crear una economía más dinámica para el país de Puerto Rico, lo mismo que Hostos ambicionaba para todo Latino América y las Antillas.

 

hostos-portada-squew